La incógnita de la Desaparición de Irma Galindo Barrios: Un Legado de Lucha por los Pueblos Indígenas y el Medio Ambiente

Tras Dos Años Desaparecida: En Busca de Respuestas y Justicia para Irma Galindo Barrios

Empezar
Visto por 511
8 minutos lectura


Marcos Abraham reportó desde Ciudad de México


Irma Galindo Barrios, la destacada activista oriunda de Oaxaca, México, y miembro de la etnia indígena Mixteca, desapareció en noviembre de 2021, sacudiendo los cimientos del mundo. Su legado como valiente defensora de los bosques de su comunidad y como un ícono de la lucha por el medio ambiente y los derechos de los pueblos indígenas dejó una huella imborrable.

A lo largo de su incansable labor como defensora, Irma Galindo enfrentó con valentía una serie de actos violentos en su contra, incluyendo amenazas e intimidaciones por parte de vecinos hostiles. Pero su compromiso trascendió más allá de la protección del entorno natural, ya que también abrazó la causa de los pueblos indígenas.

En 2019, Irma experimentó su primera desaparición, consecuencia de un intento de homicidio perpetrado por quienes se oponían a su labor en pro del medio ambiente. Este nefasto episodio se vio agravado por el incendio de su vivienda, lo que la forzó a ocultarse temporalmente. Aunque esta desaparición fue prontamente reportada por sus allegados, resultó ser una ausencia voluntaria.

La última vez que se tuvo noticias de Irma Galindo fue el 26 de octubre de 2021, en la Ciudad de México, alrededor de las 18:40 horas. En una emotiva publicación en su cuenta de Facebook, cuestionó el valor de su lucha y el futuro de su comunidad, preguntándose:

“¿Será que no vale la pena defender este lugar y su gente? ¿Habrá alguien que ayude a que recuperen estas tierras para volver en ella?”

Sus profundas reflexiones resonaron en los corazones de quienes la seguían.

Un día después de esta publicación, el 27 de octubre de 2021, Irma Galindo Barrios partió desde el municipio de Chalco, en el Estado de México, en busca de donaciones destinadas a apoyar a su comunidad, que había sufrido incendios, violencia y desplazamiento a manos de grupos armados. Desde entonces, la activista no ha vuelto a ser vista, y su desaparición ha dejado un profundo vacío en la defensa de los bosques y los derechos de los pueblos indígenas. Las autoridades aún no han proporcionado respuestas, dejando a la comunidad y a sus allegados en una angustiosa incertidumbre sobre su destino.

Resulta que para entrar a la mañanera a pedirle al presidente de la República que resuelva el conflicto que vive mi pueblo ya que el gobierno del estado lleva más de dos años aplicando estrategias que me hacen más vulnerable y a los habitantes defensores de Ndoyonuyuji, Mier y Terán y Ndoyonuyuji. | Foto de Irma compartida en Facebook

Fuentes cercanas a Irma confirmaron que no se tuvo conocimiento alguno de su paradero. Dejó de tener actividad en redes sociales y su última conexión en WhatsApp data del 27 de octubre alrededor de las 20:00 horas. El relato de Irma sobre cómo incluso su familia se enfrentó a ella debido a su oposición a la tala ilegal arroja luz sobre los desafíos personales que enfrentaba en su lucha.

Durante varios años, Irma Galindo Barrios se ha enfrentado valientemente a la problemática de la tala indebida y clandestina en el bosque de San Esteban Atlatahuca. Su compromiso como defensora del territorio la llevó a confrontar no solo a las autoridades municipales, sino también a aserraderos y, sorprendentemente, a miembros de su propia comunidad involucrados en esta lucrativa pero devastadora práctica.

En una reveladora entrevista publicada en diciembre de 2020, Irma compartió el impacto personal de su lucha al declarar: “Incluso mi propia familia, incluyendo a mi tío, se han interpuesto en mi camino debido a mi firme oposición a la tala”. Sus palabras arrojan luz sobre los desafíos personales y las tensiones que afligen a aquellos que dedican sus esfuerzos a proteger los recursos naturales en medio de intereses económicos a menudo contrapuestos.

Irma acompañada de amigos y conocidos en un día en el bosque.

La valiente activista, a quien conocimos a través de su voz pausada pero firme, se sumergía en la lucha ambiental y en la protección de la naturaleza. Su presencia y compromiso se hacían sentir, y su desaparición ha dejado un vacío que clama por respuestas. Dos años después de su desaparición, la incertidumbre que rodea a Irma Galindo Barrios persiste, mientras la búsqueda de justicia y la defensa de los bosques y los derechos de los pueblos indígenas continúan, en espera de un liderazgo que pueda llenar el vacío dejado por esta valiente defensora de la naturaleza y la justicia.

Las últimas horas de Irma antes de su desaparición cuentan una historia de valentía y determinación. Llegó a la Ciudad de México en busca de ayuda a través del Programa del Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas. Su intención era reunirse con la Junta de Gobierno de manera virtual, pero su determinación la llevó a buscar asesoría legal y estar presente en la reunión con el gobierno.

Sin embargo, ese mismo día, estallaron ataques en el municipio de San Esteban Atatlahuca. Según un conteo preliminar, al menos 25 casas en la comunidad Ndoyonuyuji fueron incendiadas, lo que forzó a las familias afectadas a buscar refugio en las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en la ciudad de Tlaxiaco. Irma se encontraba en medio de una crisis humanitaria y ecológica.

Días después, el 29 de octubre, Irma debía tener su primera audiencia con el Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas. Sin embargo, Irma nunca llegó. Su desaparición dejó una serie de preguntas sin respuesta, y queda claro que el mecanismo de protección no pudo garantizar su seguridad en esta ocasión.

Aurora de la Riva, miembro de la Red de Defensoras de México, expresó su preocupación: “Por segunda vez, el Estado ha omitido garantizar la protección en el ejercicio de su labor.”

En una conversación que sostuve personalmente con Aurora en 2021, indagué sobre si alguna autoridad había emitido declaraciones o actualizado la información acerca del paradero de Irma. Aurora explicó que “inicialmente se abrió una carpeta de investigación por parte de la fiscalía de Oaxaca, ya que se había presentado una denuncia en ese estado que mencionaba de manera incorrecta el lugar de la desaparición”. Continuó, señalando que “posteriormente, la fiscalía de la Ciudad de México también inició su propia investigación, enmendando el error y confirmando que la desaparición ocurrió en la Ciudad de México”.

En cuanto a las informaciones que circularon en redes sociales, se pudo confirmar que el último punto de avistamiento de Irma fue en la Estación del Metro Barranca del Muerto. Aurora destacó que “ese es el único y último punto de ubicación e información que se tiene con respecto a la comunicación de Irma”. Sin embargo, aclaró que “el resto de los detalles y confirmaciones están en manos de la fiscalía de la Ciudad de México y, por razones de reserva y confidencialidad, no pueden ser divulgados públicamente ni comentados en términos de la investigación”.

Hasta la fecha, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México no ha proporcionado ninguna actualización sobre el caso de la activista mixteca Irma Galindo Barrios. Según el sistema de la Fiscalía Especializada para la Investigación, Persecución de los Delitos en Materia de Desaparición Forzada de Personas y la Desaparición Cometida por Particulares y Búsqueda de Personas Desaparecidas (FIPEDE), el nombre de Irma Galindo Barrios aparece en tres fichas de búsqueda: La primera fue registrada el 10 de noviembre de 2019, la segunda el 25 de octubre de 2021 con expediente AF/1345/2021, y la tercera el 16 de noviembre de 2021 con expediente AYO/3949/2021. En el estado de Oaxaca, existe una carpeta de investigación 36988/FMIX/TLAXIACO/2021, en el registro del Agente del Ministerio Público de la Ciudad de Tlaxiaco, en la que se presentó una denuncia por el delito de desaparición de persona de Irma Galindo Barrios.

Hace un año, el Comité contra la desaparición forzada de la Organización de las Naciones Unidas, emitió una acción urgente para la localización de Irma Galindo Barrios, y otros cuatro indígenas de la región de San Esteba. Los otros cuatro desaparecidos son, Marco Quiroz Riaño, Donato Bautista Avendaño, Mayolo Quiroz Barrios y Miguel Bautista Avendaño. Todos ellos desaparecieron el 27 de octubre de 2021. Los cuatro hombres desaparecieron en Oaxaca, mientras que Irma desapareció en la Ciudad de México. Aún no hay información confirmada por parte de las autoridades sobre el paradero de Irma Galindo Barrios y los otros cuatro indígenas de la región de San Esteban Atlatlahucan: Marco Quiroz Riaño, Donato Bautista Avendaño, Mayolo Quiroz Barrios y Miguel Bautista Avendaño, quienes desaparecieron el 27 de octubre de 2021. A pesar de que se han informado de presuntos hallazgos de restos óseos, la Fiscalía de Justicia de Oaxaca no ha dado ninguna confirmación oficial sobre su identidad.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una resolución de medida cautelar el 22 de diciembre de 2021, mediante la Dirección General de Derechos Humanos, con número de resolución 105/2021, en favor de las familias de las comunidades indígenas mixtecas de Guerrero Grande y Ndoyonuyuji en México. Los solicitantes son representados por el Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas A.C. (CEDHAPI A.C.), y están a cargo de Edith Quiroz Reyes, Carmelita García López, Jerónima Emiliana Avendaño, Cielo Alvarado Bautista, Ranulfo Hernández Bautista y Reyna García Barrios.

En resumen, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una medida cautelar a través de la Dirección General de Derechos Humanos, en respuesta a una solicitud de apoyo de CEDHAPI A.C. y 6 personas de comunidades indígenas mixtecas en el Estado de Oaxaca. La solicitud pedía protección para 5 personas desaparecidas y las familias desplazadas que habían sufrido actos de violencia y agresiones armadas en octubre de 2021. Según los solicitantes, las personas desaparecidas y sus familias habían recibido amenazas y agresiones de autoridades municipales y representantes agrarios en el pasado, y habían sido negadas ayuda por parte del gobierno estatal. El Estado ha negado los hechos ocurridos, pero ha iniciado investigaciones y ha implementado medidas cautelares para garantizar la paz. Sin embargo, el entonces gobierno de Alejandro Murat Hinojosa ha desacatado las medidas cautelares y no ha atendido la Acción Urgente emitida por el Comité contra la Desaparición Forzada.

En un comunicado de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración a través de la Dirección General para la Protección de Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, el pasado 31 de octubre de 2023, emitió un comunicado señalando que “La junta de Gobierno del Mecanismo de Protección de Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación, recuerda que la desaparición de la defensora del medio ambiente Irma Galindo Barrios en su segundo aniversario” informó que no ha olvidado a la activista y que continuará “trabajando incansablemente para garantizar la integridad y el pleno desarrollo en la defensa en los derechos y la libertad de expresión”.

La desaparición de Irma Galindo Barrios y de los otros cuatro indígenas de la región de San Esteban Atlatlahucan continúa siendo un misterio que exige respuestas. Mientras la lucha por la justicia y la protección de los derechos de los pueblos indígenas persiste, el mundo sigue esperando el regreso de quienes un día se atrevieron a alzar su voz por la naturaleza y la equidad.

Cielo Santoyo colaboró en la redacción desde Ciudad de México.

Marcos Abraham es el jefe de la dirección de El Ambientalista Post, es reportero, corresponsal para eventos de la política. @marquitosapr

Mxrcxs es reportera, corresponsal en la zona noroeste y oeste-suroeste del Estado de México.

Lo más último de Blog

Descubre más desde El Ambientalista Post

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

EL AMBIENTALISTA Post, elambmex, Donar, Noticias Ambientales

¡Únete a la Revolución Verde!

Inspirando cambio a través de la información y la acción